jueves, 24 de diciembre de 2009

Una vez más, necesito tu ayuda...

En nuestro vida juntos, te pedí ayuda en varias ocasiones. Otras veces, notabas que la necesitaba y me la dabas, sin importar qué o quien.

No pedías nada a cambio, sólo querías que yo estuviera bien, no te importaba si era contigo o no, sólo que fuera feliz. Y lo era.

Yo te ayudé en todo lo que pude, y ojalá y lo hubiera hecho más. Nunca sabes si has hecho lo mejor.

Ahora necesito otro tipo de ayuda, pero ésta, no puede dármela nadie más, ni siquiera yo sola podría sustituirla.



Necesito que te pongas en la otra esquina del ring, que me mires, saber que has estado ahí, que no ha sido una ilusión, que hemos construido algo y que ya no está.

No es violencia a lo que me refiero, es un mano a mano, en el que yo, por fin, cuelgue mis guantes.

No busco el porqué, sólo quiero salir de ti, para ser feliz, como tu querías que fuera.


Yo también quiero que ésta sea la última vez que te pida algo...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Animo, seguro que tu puedes..... y no necesitas a nadie mas, mira en tu interior y veras como eres mas fuerte de lo que crees.

alisbe dijo...

Todos somos fuertes, pero también hay que disfrutar de la sensibilidad de la vida.....