lunes, 7 de septiembre de 2009

Desconectar...

"Hola, ¿cómo estás? ¿Qué tal el día?". Me acerco y te doy un beso. "Mucho lío hoy, la verdad. ¿Y tú, qué tal?" "Nosotros algo a última hora, como siempre". 

Silencio. Estoy algo jodida por lo que pasó ayer. Sigo colocando la compra. Me ayuda.

"¿Y qué ha sido lo de última hora?", le pregunto. Empieza a contármelo, yo mientras sigo guardando las bolsas del Mercadona. He desconectado un poco, ya no lo escucho. 

"Oye!!" "Perdona, estaba pensando en otra cosa..." "Claro, es que nunca me escuchas, luego dices que no te cuento las cosas".

Ahora ya si que desconecto. Esta vez no quiero seguir escuchando.

Maldice.

Joder, quiero sacarme de la cabeza lo que pasó anoche, soy la primera que quiere olvidarlo. Pensaré en otra cosa. Mañana tengo que preparar las fotocopias del viernes. Voy a preparar la cena. Puf, si es que no tengo ni hambre.

Ha dejado de hablar, dice que no lo escucho. Se ha enfadado.

Que bien me lo he pasado esta mañana en el curro, ha sido una gran alegría ver a Ana, cuánto tiempo...

Suena mi móvil. "¿Quien es?" Va corriendo hacia mi móvil. "Tráemelo, por fa"

Imagino que será mi madre, o los de Movistar dando follón.

"Es... Ana?. ¿Quien es Ana?", pregunta con cara de mosqueo.

"Si? Hola, nena! No, mujer. Ah, si, claro no te preocupes, mañana te lo llevo que tengo que estar allí a las 9 y veinte. ¿Nos vemos en la cafetería? Ok, pues mañana nos vemos, y tranquiiila, que solo pasa eso al principio. Tamañana!"

Acuérdate de preparar...

"¿Quien era?"

"Pues que me he encontrado hoy a una vieja amiga y me ha pedido unas cosas para el trabajo."

"¿Y quien es?"

"Pues una amiga de la universidad"

Silencio.

Acuérdate de preparar el tema que te ha pedido Ana, que ya no sé ni donde estará...

"¿Vas a seguir sin hablarme?" "Hombre, pues después de lo de ayer, no tengo muchas ganas, pero hablar, hablo; estoy hablado".

"¿Vas a vivir siempre en el pasado? Eso pasó ayer".

Ya, pero no puedo olvidarlo...

3 comentarios:

Jesús dijo...

Y qué pasó ayer? :)

alisbe dijo...

No creo que fuera nada bueno ;)

libélula dijo...

Las relaciones están llenas de momentos en los que quisiéramos huir, evadirnos o meter la cabeza bajo la tierra. Están llenas de situaciones que nos hacen conocernos mejor, y algunas ocasiones no precisamente para ilusionarnos más, sino para decepcionarnos.

Yo, en eso te envidio, no creo que fuese capaz de desconectar.
Cuando quiero a alguien me corroe...cualquier desconcierto me dispara. Será que tengo poco aguante, poca paciencia...o será...que estoy harta de saber lo que ocurre cuando alguien ya se cree con derecho como para estropear las cosas cuando le plazca.
¿el problema? que todos lo hemos hecho alguna vez (cagarla, me refiero).

Me gusta tu blog. Volveré.

Un besito desde los charcos.