miércoles, 20 de abril de 2011

A mi perrita...

Has estado muchos años a mi lado, y yo al tuyo... pero tu has estado más pendiente de mí. Has querido estar conmigo en los momentos buenos y en los malos, ni lo distinguías. No te importaba nada, sólo estar ahí, sin ninguna condición.


Hasta que te has ido apagando, poco a poco. Hemos visto como, a pesar de sentir que te ibas, seguías ahí con nosotros en cada minuto. 


Sabíamos que pasaría, es algo natural que todo acabe... o casi todo. Casi todo tiene un final. La muerte es lo único que no tiene solución y nunca lo aceptaremos.


Nos has dado tu vida a cambio de nada...

2 comentarios:

Marfy dijo...

Precioso. Estoy seguro que se ha ido sabiendo lo mucho que ha compartido contigo y la felicidad que os habeis dado la una a la otra.

alisbe dijo...

Sólo es un poco de un mucho que me dió...